Mejorando el sistema de ayuda de los productos

En Graphiclemonadeobligamos” a los diseñadores a que estos incorporen un archivo de ayuda dentro de sus productos para facilitarle la vida al comprador a la hora de editarlo. Pero a lo largo y ancho de los análisis que hacemos de cada producto antes de aprobarlo, hemos visto archivos de ayuda de todas las clases habidas y por haber. Desde simples “txt” que contenían una descripción breve del producto y de las tipografías que usa, hasta prácticamente auténticos manuales de uso que casi parecían una asignatura anual de la facultad.

Ahora bien… ¿Cómo de importante es hacer una buena documentación del producto? ¿Qué beneficios me aportará emplear más tiempo en hacerla?

Respondamos a todas estas cuestiones centrándonos siempre en lo más importante: el “target“.


1.- ¿A qué público va dirigido el producto?

Mejorando el sistema de ayuda de los productos

Esta es l pregunta más importante sin duda alguna. El tipo de público define bastante bien el conocimiento que tiene el mismo del manejo de los programas. Por lo que indica también como deberíamos desarrollar la documentación. No es lo mismo hacer una plantilla de currículum vitae que hacer el diseño de una página web en PSD. El currículum seguramente acabará comprándolo un persona que busca trabajo. Mientras que la web la comprará un programador que está haciendo una web para un cliente. En estos 2 casos, es altamente probable que el programador sepa como pasar esa página web a HTML, o tenga alguien en su equipo que lo haga. No es el mismo caso que el del currículum. Que seguramente tenga conocimientos muy básicos de photoshop y rehacer la plantilla le puede resultar algo complicado. En definitiva. Hay que distinguir muy bien si el público al que va dirigido está especializado o es de índole general.


2.- ¿Me merece la pena hacer una documentación muy detallada?

Hay que tener en cuenta que cuanto más detallada sea esta, menos preguntas harán los clientes. Lo cual desde luego, ahorra mucho tiempo a posteriori. Sino, siempre queda la opción de hacer un documento simple con la ayuda y aumentarla si vamos viendo que se repiten las mismas preguntas. También es interesante añadir en la documentación aquella información de lo que podríamos llamar, las “particularidades del producto“. ¿Tiene el producto algún sistema para cambiar de color todos los elementos a la vez de forma sencilla? Explícalo. ¿Tienes objetos inteligente para cambiar cosas del diseño rápidamente? Explícalo.


3.- ¿Hay alguna forma de obtener beneficios de la documentación a otros niveles?

Mejorando el sistema de ayuda de los productos - videotutorial

Por supuesto. Siempre puedes realizar por ejemplo, un video de youtube con lo que sería la documentación pero en formato video tutorial. Mostrando de manera visual como se pueden realizar las operaciones más habituales, cambios de texto, color, inserción de imágenes, etc ayudan de manera muy muy eficaz a los usuarios a manejar mejor el producto. No se requiere que aparezcas en el vídeo. Una simple captura de pantalla con voz en off suele ser suficiente. Incluso en la mayoría de los casos, puede ser más rápido hacer esto que realizar una compleja documentación en PDF.

Por otro lado, esto también permite añadir un enlace a la descripción. Con lo que el usuario puede ganar visibilidad como autor e incluso dinero si tiene muchas visitas en su canal de youtube. A las vez que también ganará más visibilidad ya que los afiliados suelen hacer más publicidad a los que tienen documentaciones de este tipo.


Resumiendo

Disponer de una buena documentación te facilitará la vida a la hora de tratar con los clientes y resolver sus dudas. Por lo que aquello que a priori puede parecer una pérdida de tiempo, se puede convertir en un gran aliado a la hora de trabajar, mejorar la marca personal y el posicionamiento.

Y tu… ¿Tienes alguna práctica referente al desarrollo de la documentación que quieras compartir? No olvides ponerla en los comentarios.