3 Mentiras Comunes de las Ventas en Tiendas On-Line

Desde hace ya algunos años, sobre todo desde el estallido de la crisis, el mantra de: “Si pierdes el trabajo, monta una tienda on-line“; Se ha repetido y convertido en una idea que muchas personas se han planteado.

Hay otros muchos casos posibles. Por ejemplo, tienes tu pequeña “tienda” en Graphiclemonade y una idea de vender también algunos productos físicos relacionados con los digitales que aquí vendes. Sea cual sea el caso, tienes muy claro que quieres vender productos on-line con tu propia tienda. Y tienes una idea clara de que quieres vender. Bien. Si este es tu caso, o alguno similar, vamos aquí a desmentir algunas de las principales cosas que se dicen en este campo.


Si monto una tienda on-line voy a tener ventas.

Este es posiblemente, el más común de los errores. El hecho de abrir una tienda on-line no va a hacer que se produzcan las ventas per se. No es tan sencillo. Y lo peor de todo, es que la mayoría de la gente piensa así.

¿Cómo se logra vender on-line entonces?

Para lograr que tu tienda online tenga éxito, necesitas contar con alguna estrategia de marketing clara. Ya sea esto trabajar el SEO, redes sociales, difusión mediante blog o periódicos, publicidad, etc… realmente ese es el principal problema. Necesitas hacer que “se corra la voz” de que tienes un producto en venta. Y en eso es en lo que tendrás que gastar más tiempo. El producto no se va a vender sólo. Hay que trabajar muy duro. Por línea general, se van a requerir semanas (en el mejor de los casos) o incluso meses de trabajo antes de que se produzca la primera venta real. Tomando como real aquella venta que te ha hecho alguien que no es un colega al que se lo has dicho y te ha comprado justamente porque es tu amigo.


No tengo un producto pensado por mi para vender. O tengo 1 pero no puedo fabricarlo.

3 Mentiras Comunes de las Ventas en Tiendas On-Line

No es estrictamente necesario tener el producto físico en tu casa para poder venderlo. Existen algunas alternativas interesantes para ello. El “drop shipping” podría ser sin duda una de las más interesantes. Esto consiste, de una forma muy general, en que tu realizas la venta, pero el envío se realiza directamente desde el almacén. En algunos casos, ni siquiera cobras el importe tu. Sino que te quedas una comisión por venta. Algo similar a nuestro sistema de afiliados.

Si la idea es la de vender productos digitales, ahí si que estás de suerte. Ya que posiblemente sea el sistema de venta más “barato” en cuanto a producción, ya que este requiere tiempo… no dinero (obviando aquí claro que gastar tiempo también implica dinero… todo desde un punto de vista muy económico). Basta coger los productos que tu mismo has fabricado, subirlos a tu tienda y proceder con tu estrategia de marketing.

Si has estado trabajando en la fabricación o producción de algo. Ya sea esto digital o físico, desde Graphiclemonade te animamos a que trates de venderlo. A veces no se requiere ni tan siquiera montar toda una web de ecommerce para ello. Hay gente que se laza con sus negocios mediante un pequeño blog, una página en Facebook o similar. Una sencilla página de aterrizaje. Cualquier cosa es válida para empezar. Esto te ayudará no sólo a obtener un ingreso extra. Sino también a desenvolverte en el mundillo de internet de una manera un poco más profunda que el simple consumo de contenidos.


Es caro montar una tienda on-line o mi producto es caro y no se va a vender bien on-line por eso.

3 Mentiras Comunes de las Ventas en Tiendas On-Line

Estas son 2 afirmaciones que he escuchado muchas veces. Hace años, quizá sería cierto. Pero hoy en día, con el avance de internet y con la aceptación de la gente, que antes no se atrevían a comprar pues pensaban que era “peligroso“, la situación a cambiado de forma abismal.

Hay montones de plataformas para escoger a la hora de crear una tienda online. Muchas de ellas vienen tan preparadas para su arranque que pueden permitirte tener una tienda on-line en muy poco tiempo y con un desembolso que casi se puede considerar ridículo.

Los sistemas de pago también han avanzado de una manera increíble. Hasta existe posibilidad de financiar las compras a plazos directamente cuando las realizas. En el caso de los productos caros, los sistemas de “comercio” cambian para algunos. La gente se informa por teléfono, escriben email y consultan antes de realizar la compra. Quizá simplemente requieras un poco más de atención al público. Pero por caro que sea, se puede vender sin problema


En resumen.

No tengas miedo si quieres emprender un negocio online. Tan sólo tienes que buscar las herramientas que te parezcan adecuadas para tu situación y comenzar. Sin olvidar que vas a tener que realizar un trabajo duro sobre todo en materia de marketing. No sólo basta tener el producto y poner la tienda. La estrategia de marketing que adoptes será realmente lo que decida si el negocio funciona o no.